25 julio 2011

EL GUSANO DE LA MANZANA







Hacía ya mucho tiempo que no me ocurría.

Hoy, estaba comienzo una manzana del tipo Starking, y al llegar al centro.. ohhhh ! un gusanillo vivo... que se movía apenas.



Y me puse a pensar... evidentemente que esta manzana escapó al ataque de los plaguicidas. Por que cuando era pequeña, lo normal era que de cada 3 manzanas , una tuviera gusano. Hoy , las manzanas son hermosísimas, brillan de una forma que sería imposible que Adán no aceptase comerse una con todas sus consecuencias.


Pero, mi estimado gusanillo estaba ahí, vivito y coleando, y lo indulté. Fuí a la huerta y lo tiré cerca de los arboles para que pudiera buscarse un nuevo lugar para vivir.


Y me comí la manzana, recordando la niñez, y felíz, por que si el gusano estaba contento, ( los plaguicidas no le mataron), entonces esa manzana tampoco me dejaría a mi venenos en el cuerpo.

Estamos en una época en la que es de agredecer que una fruta venga con bicho. Es como si la naturaleza volviese a su cauce.




¡ Si el bicho está vivo.. no te estás comiendo venenos !














6 comentarios:

  1. No se ni como he llegado hasta tu blog, me quedo echando un vistazo y te volveré a visitar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Trini, me pasaré tambien por tu casa (en cuanto tenga un momento libre, que con los niños por casa se hace complicado)

    ResponderEliminar
  3. Yo pienso exactamente lo mismo, no hay nada mejor que una manzana auténtica y no esas perfectas frutas de plástico que nos venden hoy día.
    Si hay gusano, es que está sana.
    Saludos :) Me quedo de seguidora en tu blog para seguir conociendo tus pensamientos.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  4. Deliciosa manera de ver la vida y con la "parabola" del gusano nos hace otear el horizonte sin pensar en crisis o primas.
    Miguel

    ResponderEliminar

COMPARTES TU INSPIRACIÓN?